×
Publicado el
2 feb. 2021
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El 68 % de las firmas argentinas de indumentaria registró una facturación negativa en 2020 respecto de 2019

Publicado el
2 feb. 2021

La Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI) realizó durante enero una encuesta entre sus empresas asociadas con el fin de conocer el estado de situación del sector y las perspectivas para el año 2021 en el contexto de la pandemia del coronavirus.


El 68 % de las firmas argentinas de indumentaria registró una facturación negativa en 2020 respecto de 2019. - Archivo


Sus resultados evidenciaron que el 68 % de las firmas encuestadas registró una facturación negativa en 2020 con respecto a 2019. La mitad de ese grupo presentó caídas superiores al 25 %. 

La mitad de las empresas expresó estar operando por encima del 50 % de su capacidad, mientras que un cuarto lo hace por arriba del 75 %. El cuarto restante está usando menos de la mitad de su capacidad.

Además, el aumento de precios de las prendas de vestir para diciembre 2020, en su comparación interanual, promedió el 45 % mientras que, si bien el e-commerce creció durante 2020, su incidencia en el total de las ventas no supera en promedio el 15 %. En casi dos tercios de los encuestados este número no llegó al 10 %.

Entre las principales preocupaciones frente a una posible reactivación figuran en los primeros lugares la disponibilidad de materias primas, la presión tributaria y la escasa demanda. La financiación para capital de trabajo e inversión productiva, conjuntamente con el impulso al consumo (Ahora 12) se perciben como las acciones más necesarias para 2021.


La influencia de la pandemia en el sector



Consultadas sobre las medidas implementadas para paliar los efectos de la pandemia del coronavirus, las empresas encuestadas por la CIAI dijeron que priorizaron implementar medidas como la suspensión de personal (Art. 223 bis), el teletrabajo y la reducción horaria.

El pago de salarios, de impuestos y la carga de costos fijos se identificaron como importantes dificultades en la operatoria de la empresa durante la pandemia.

Entre los principales problemas financieros del 2020 se observó la reducción del plazo de financiación de los proveedores. Si bien no se cortó totalmente la cadena de pagos, la misma se resintió a través de devolución de cheques de clientes, refinanciación de cobros y pagos, entre otros.

Por último, de las políticas públicas más utilizadas para atenuar el impacto de la pandemia se destacan el acceso a ATP/REPRO; postergación, moratoria o refinanciación del pago de impuestos y postergación, refinanciación o reducción de cargas patronales.

 

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.