×
Traducido por
Eva Gracia Morales
Publicado el
24 feb. 2020
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Dolce & Gabbana cierra un día confuso en Milán con un ardiente desfile

Traducido por
Eva Gracia Morales
Publicado el
24 feb. 2020

El desfile de Dolce & Gabbana en Milán estuvo a punto de no tener lugar, pues la ciudad quedó semi bloqueada después de las primeras muertes por coronavirus en Italia: una de ellas, en Lombardía, la región donde se ubica la ciudad.


Dolce & Gabbana - Fall-Winter2020 - Womenswear - Milan - © PixelFormula


La policía local insistió a Dolce & Gabbana en que comenzara su desfile puntualmente, sin la media hora de retraso habitual en la mayoría de las presentaciones. De otro modo, según advirtió la policía a la firma, cerrarían el espacio.

Así pues, con docenas de compradores llegando tarde y editores forzados a observar desde las galerías superiores, el desfile comenzó en el interior del espacio de exhibiciones de Dolce & Gabbana en Viale Piave, en el centro de la ciudad.

Igual que en su presentación masculina del mes de enero, el dúo se centró en la artesanía y la tradición de elaboración manual de Italia. Contaron en el vestíbulo con media docena de artesanos, como orfebres, zapateros o costureras, para saludar a los invitados. Además, su telón de fondo fue una serie de vídeos en blanco y negro de labores artesanas tradicionales, como bordado o grabado. 


Dolce & Gabbana - Fall-Winter2020 - Womenswear - Milan - © PixelFormula


Domenico y Stefano emplearon una amplia variedad de telas de ropa masculina, desde piezas con raya diplomática a otras con rayas brillantes o estampado de pata de gallo. Dieron forma a trajes elegantes de estilo tomboy, con chaquetas cruzadas y pantalones que terminaban por encima del tobillo.

Aunque era Dolce & Gabbana, fue un desfile chisporroteante, con múltiples versiones de su característico look de viuda traviesa. Hubo vestidos tipo bata semitransparentes en gasa y satén de seda, y un sensual vestido camisero a cuadros con un corsé llenó la pista. En la banda sonora, la fallecida Amy Winehouse sonó con sus temas Valerie y Our day will come.

Los diseñadores titularon su colección “Fatto a mano”, es decir, hecho a mano en Italia, un homenaje a un estilo de vida que aún persiste en el país y en pocos otros sitios más. Irónicamente, pues la colección era un anhelo de la vida simple, un halo de alta costura revistió a muchos looks, especialmente las faldas y cuerpos con perlas incrustadas. Todo ello, combinado con botines con cordones en las modelos, que dejaron caer las camisas en uno de sus hombros.


Dolce & Gabbana - Fall-Winter2020 - Womenswear - Milan - © PixelFormula

 
De nuevo, igual que en enero, esta gigantesca variedad de looks terminó con una serie de abrigos y capas de lana, el material que uno asocia con los pastores de Calabria en una fría noche de invierno.

Después del carrusel con todas las modelos, el dúo salió a saludar antes de abrazar a su fan americano favorito, el joven modelo, cantante y youtuber Cameron Dallas.

Una colección diferente e inteligente, desde luego, pero el recuerdo que permanecerá será la desbordante tristeza que se instaló en Milán, pues, dos horas después de este desfile, Giorgio Armani realizó una presentación sin público. A pesar de eso, la marca siguió vendiendo tickets en sus oficinas centrales de Via Bergognone para la retrospectiva de Peter Lindbergh en el interior del complejo Armani Silos.


Dolce & Gabbana - Fall-Winter2020 - Womenswear - Milan - © PixelFormula

 
En ese sobrio contexto, la Camera Nazionale della Moda Italiana canceló la entrega de premios Camera Buyer Italia – Fashion Hub prevista para el domingo , así como un segundo evento programado para el lunes con diseñadores emergentes.

La Camera hizo hincapié en un comunicado en que “la penúltima jornada de la semana de la moda de Milan había transcurrido en su totalidad”. “Algunas marcas decidieron presentar sus colecciones a puerta cerrada, otras únicamente con un número acotado de profesionales para no perder el duro trabajo realizado en los últimos meses”, añadió.

La semana había comenzado con personal médico controlando las temperaturas de todos los pasajeros que llegaban a Milán. Así pues, hubo una evidente sensación de alivio cuando muchos profesionales de la moda se reunieron de nuevo en el aeropuerto de Linate en la noche del domingo para trasladarse a París.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.