×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
12 sept. 2022
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Courrèges vuelve a la escena minorista de Nueva York después de casi 40 años

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
12 sept. 2022

Cuando Miguel Alberto Enamorado, director de accesorios de Harper's Bazaar, compró una chaqueta Courrèges de color verde oscuro aproximadamente a las 11:30 de la mañana del 8 de septiembre, se convirtió en el primer cliente en 38 años que compraba una pieza de la marca en una tienda Courrèges de Nueva York. Ahora, gracias al liderazgo del CEO, Adrien Da Maia, y del director artístico, Nicolas Di Felice, la marca se encuentra en pleno rendimiento con un regreso de la firma que debutó cuando Di Felice presentó su primera colección para la enseña.


Courrèges


"Courrèges tiene una historia increíble con Estados Unidos. André Courrèges dijo que casi se sentía más estadounidense que francés porque, en 1961, la prensa y los compradores estadounidenses lo aceptaron enseguida y se hicieron con la primera colección, que era un estilo nuevo y revolucionario", declaró Da Maia en entrevista con FashionNetwork.com.

Según el director general, de 35 años, cuando él y Di Felice llegaron a la marca en marzo de 2020 y septiembre de 2021, respectivamente, la primera orden del día fue renovar la flagship store de París, incluso antes de que el nuevo director artístico presentara su primera colección para la casa.

"El comercio minorista siempre fue clave en nuestra estrategia: construir una comunidad en torno a la nueva colección. El mercado estadounidense ha funcionado bien para nosotros", aseguró, añadiendo que se fijaron en los aspectos históricos de la marca en otros esfuerzos de renovación.

"Históricamente, como casa de alta costura, Courrèges constituye una bella historia y no ha sido contada de la forma adecuada en el siglo XXI", insistió.


Para contar la historia en Estados Unidos, Nueva York era una parada fundamental. Entre 1974 y 1984, la marca tuvo una flagship store en Madison Avenue (otras ubicaciones anteriores fueron Beverly Hills, que abrió primero en 1973, y Houston, Texas, un lugar muy apropiado dada la conexión de la ciudad con los viajes espaciales).


Courrèges


Este joven y afable ejecutivo vivió en Nueva York entre 2016 y 2019, cuando dirigía la marca francesa de altavoces de diseño Devialet, por lo que estaba familiarizado con la dinámica de los locales de Manhattan.

"Queríamos un local en el centro porque responde a nuestra clientela actual. Nos encanta esta esquina; es muy abierta y con grandes ventanas transparentes que dan la bienvenida. No es la típica tienda alargada y estrecha del Soho", dijo sobre la boutique que se encuentra en la esquina de Grand Street y Mercer Street y que cuenta con Kenzo Paris, Alexander Wang y Ganni como sus otros vecinos inmobiliarios de primera categoría.

Aquí, Da Maia espera adoctrinar a una nueva generación de clientes en el legado de la marca.

"Muchos jóvenes de 25 años no conocen la historia, así que lo bonito es ver cómo descubren y se emocionan con la marca poco a poco y cómo entienden lo que Courrèges aportó a la moda en términos de modernismo, con el futurismo de los años 60, que ha sido tan influyente", manifestó.

Para ello, recuerda que el look va más allá de la minifalda; se trata de las botas de tacón alto y bajo (probablemente encargadas a Roger Vivier), la chaqueta, el suéter y los pantalones de vinilo cortados, los tejidos de punto ajustados, etc. Estilos que él y Di Felice han encontrado relevantes hoy en día para las piezas de Reedition, un concepto que surgió de la demanda de los estilos en el mercado vintage.

Este grupo está en plena rotación para el primer lanzamiento en la tienda de Nueva York. "Cuando creó su colección de prêt-à-porter 'Couture Future' en 1967, tras el increíble bombazo de la colección "Space Age" de 1965, lo que tenía en mente al diseñar la ropa era lo que las chicas llevarían en la década de los 2000", señaló Da Maia.

La tienda también tiene algo de esa sensación de la era espacial. Los asientos circulares moldeados y los accesorios brotan del suelo a la perfección, con muchos espejos, un escritorio circular redondo y estanterías curvas que muestran principalmente piezas de reedición en un surtido de arco iris por un lado y una historia de color negro y verde oscuro por el otro, tanto para hombres como para mujeres.

Los planes de crecimiento de la marca de Da Maia son tan eternos como los diseños de André Courrèges. Este plan cuenta con el apoyo del propietario de la marca, Groupe Artemis, el portfolio de inversiones de la familia Pinault.

"Esto nos da mucha libertad para construir la marca fuera del grupo. No cambió la postura de poner la creatividad en primer plano y dar tiempo y perspectiva a largo plazo a la construcción de una marca", explicó.

La sostenibilidad está en primera línea de cualquier plan de crecimiento a largo plazo. Él y Di Felice también tienen en cuenta y reciben el apoyo del "Material Innovation Lab" de Kering a la hora de elegir tejidos responsables, como la base de algodón con certificación GOTS y el vinilo de origen vegetal al 70 % en las piezas de "Reedition".

"Estamos intentando llegar al 100 %. No somos súper ruidosos ni hablamos de ello todo el tiempo, pero nos esforzamos por ser ecorresponsables", indicó.


Aunque los accesorios funcionan bien, el prêt-à-porter es la parte más importante del negocio.

"Es una casa de alta costura por naturaleza, así que tiene sentido desarrollar primero nuestra ropa. Las piezas de vinilo cortadas y cosidas son únicas y no existen en el mercado", sostuvo. Da Maia dijo que los clientes de Nueva York pueden esperar ver rotaciones frecuentes de productos renovados.

Aunque está entusiasmado con la construcción de un universo de Courrèges, el CEO entiende que parte de la historia de éxito en Estados Unidos se construyó sobre la base de asociaciones con los minoristas.

"Minoristas como Bergdorf Goodman fueron clave para desarrollar el negocio en el extranjero", añadió.

Actualmente, la marca francesa está presente en Bergdorf Goodman, Neiman Marcus, Nordstrom, Maxfield Los Angeles y The Webster. Otro famoso minorista neoyorquino, Bloomingdale's, acogió una primera tienda en forma de pop-up en 1991, el único espacio de venta de la marca Courrèges una vez cerradas las tiendas de Estados Unidos y antes del relanzamiento de 2021.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.