×
Publicado el
2 oct. 2022
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Coperni rompe internet, Vivienne Westwood interpreta en Renacimiento

Publicado el
2 oct. 2022

Una gran multitud abarrotaba la parisina rue Saint-Martin, bloqueando casi por completo el tráfico en los alrededores del Conservatoire des Arts et Métiers en la noche del viernes. Griterío y confusión, en una mezcla heterogénea entre fotógrafos, periodistas, influencers, VIPs, curiosos viandantes y fans ávidos de la llegada de estrellas internacionales. Un carácter mediático alimentado por el “hype” alrededor de la marca francesa Coperni, una de las más deseadas del momento entre los “insiders” del sector.


Coperni - Spring-Summer2023 - Womenswear - Paris - © PixelFormula



Ante un público impaciente en la Salle des Textiles del museo a causa de los más de 40 minutos de retraso del último desfile de la jornada, el show dio comienzo tras la llegada de su última invitada, enfundada para la ocasión en un escotado minivestido azul eléctrico y gafas de sol futuristas. Bendecida por Kylie Jenner, quien en plena “tournée” por la Fashion week parisina no se ha perdido los shows de Acné Studios o Balmain, la marca de Sébastien Meyer y Arnaud Vaillant presentó su particular homenaje a las mujeres fuertes y poderosas. ¿Quién le iba a decir a la pequeña del clan Kardashian que la moda en mayúsculas iba a robarle el protagonismo en cuestión de minutos, convirtiendo su asistencia en una mera anécdota?

Fiel a su estilo sensual y moderno, Coperni reinterpretó el traje masculino en prendas híbridas, dando lugar a combinaciones de chaquetas superpuestas o incorporadas a la parte trasera de vestidos ajustados tremendamente femeninos, además de chalecos de botones sobre camisetas de tirantes blancas, la prenda imprescindible de la última temporada. Detalles lenceros en mini vestidos asimétricos de aperturas laterales, conjuntos negros con pinceladas fucsia y azul metalizado en los que las siluetas se elevaban gracias a construcciones de hombreras exageradas a modo de armaduras robóticas, pantalones cargo de tiro bajo desenfadados o shorts minúsculos pegados al cuerpo o incluso una serie de looks pastel decorados con brillantes trozos de cristales dominaron la colección en la búsqueda de una nueva feminidad.


Coperni - Spring-Summer2023 - Womenswear - Paris - © PixelFormula



El plato fuerte llegó al final del show, con una performance en directo destinada a convertirse en fenómeno viral en tan solo cuestión de minutos. Un momento que inevitablemente recordó a la colección de primavera 1999 en la que Alexander McQueen sorprendió con robots tiñendo de pintura en spray a una modelo que lucía un vestido blanco.

En esta ocasión, el impacto fue doble: Coperni apostó por confiar la escena a una Bella Hadid en estado de gracia, que apareció desnuda como un lienzo en blanco ante dos profesionales encargados de pulverizarla de spray. Una actuación de unos 7 minutos de duración que dejó boquiabiertos a los asistentes, que se abalanzaron a capturar en vídeo el prometedor momento.

La iniciativa futurista y visualmente envolvente consistió en subrayar el ADN innovador de la firma, creando un vestido en directo gracias a un tejido en spray desarrollado por el inventor español Manel Torres. En contacto con el cuerpo de la famosa modelo, el spray se solidificaba dando lugar a un tejido ajustado de aspecto similar al látex. Otra mujer apareció en escena en los minutos finales, encargada de depurar los detalles del look, realizar un corte lateral y deslizar los tirantes por los hombros de Bella, sublimando su apariencia de escultura helénica.
 
"Esto es historia de la moda", comentaban los expertos en los corrillos a la salida del multitudinario show. Al mismo tiempo, las redes ya ardían con las imágenes de la performance. Reto conseguido.



Tan solo unas horas después, el sábado 1 de octubre, el barrio de Le Marais volvía a protagonizar un show multitudinario. La británica Vivienne Westwood convocaba a sus fieles a una cita en el famoso teatro La Gaîté Lyrique, donde su marido y director creativo de la firma, Andreas Kronthaler, rindió un particular homenaje a la capital francesa.

"Esta colección es mi sueño. No podía explicárselo a Vivienne, no lo sabía, sólo tenía que hacerlo. Salí de casa y pensé que estaba en París: algo en el cielo me hizo ver lo mucho que quería estar allí", explicó el creativo austriaco sobre un show que conservó el habitual carácter teatral de la marca, con un casting de modelos mixto que fue desfilando sobre exageradas plataformas, en algunos casos luciendo antifaces metalizados o tocados imposibles, hasta ascender a una plataforma circular en la que posar antes las cámaras.

El estilo punk que define a Vivienne Wastwood se vio relajado mediante una estética de aires renacentistas, con amplios vestidos satinados de volantes y superposiciones de tul, corsetería refinada, mangas fruncidas o flores barrocas. Cuellos de camisetas rasgados, arneses, piezas de punto y ganchillo superpuestas o un voluminoso vestido de satén sedoso que envolvió a un modelo que parecía salido de una película de época.

Entre los materiales empleados, los únicos encargados por la firma fueron los brocados de seda de Stephen Walters, en una clara apuesta por tejidos procedentes de restos de stock y prendas de segunda mano recicladas que reforzaban la apariencia histórica de los looks, que cautivaron a las estrellas del front-row como las cantantes Halsey o Doja Cat y la modelo Coco Rocha. Sobre el podio también hubo presencia mediática, con la apertura del show firmada por la rusa Irina Shayk o, de nuevo, Bella Hadid. Aunque esta vez enfundada en una cazadora blanca combinada con unos guantes de boxeo.




 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.