×
Publicado el
8 oct. 2020
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Claudio Drescher (CIAI): "Quienes no se modernicen e incorporen cambios de la industria 4.0 no van a poder sobrevivir lo que viene"

Publicado el
8 oct. 2020

La industria de la moda ha sufrido un gran impacto por la pandemia del coronavirus y casi ningún país del globo pudo evadir esa situación. Sin embargo, dicho sector se vio fuertemente perjudicado en Argentina y tanto las empresas como el Gobierno se encuentran hace meses en una búsqueda activa para mejorar la situación.
 

El sector de la moda argentina busca superar la crisis. - Fibre2Fashion


“El impacto de la pandemia a nivel global para la industria de la moda se multiplica en Argentina por factores específicos de su macroeconomía de los últimos tres años de recesión, que comenzó en 2017 y con momentos muy dramáticos en 2018 y 2019. A eso se le sumó la pandemia”, explica en diálogo con FashionNetwork.com Claudio Drescher, presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI).
 
En ese marco, el Gobierno nacional se encuentra realizando actualmente un trabajo de apoyo al sector desde el Ministerio de Producción, con algunas medidas que incluyen el pago de parte de los salarios, la disminución de las cargas patronales, créditos a tasas especiales y moratorias, entre otras.

Al respecto, Drescher destaca también la pronta implementación de un acuerdo entre dicho ministerio, el Banco Nación y el sector argentino del Calzado y la Indumentaria para otorgar una ayuda específica en ambos rubros que contemplará líneas de crédito para la inversión en capital de trabajo, maquinaria, tecnología, inteligencia artificial y equipamiento.
 
Consultado sobre cómo ve el futuro de la moda, Drescher apunta como hecho positivo el gran desarrollo de las ventas online como factor de sustentabilidad en la industria. “Sin el e-commerce sinceramente pienso que el 80 % de las empresas estarían hoy como lo que en Estados Unidos se llama el ‘Chapter 11’ (bancarrota). Hay un replanteo de la industria”, explica.
 
Y suma: “Está claro que ahora la gente quiere ver productos más sólidos, más sostenibles, que salgan de lo efímero. Esto va a pegar muy fuerte en lo que es el fast fashion. Va a haber replanteos desde las marcas sobre qué tipos de productos hacen y dónde los hacen. Hay también un replanteo sobre los puntos de venta: menos locales y mejores tiendas donde la experiencia de compra sea sustancialmente atractiva”.

 

Los modos de consumir en la "nueva normalidad"


 
La pandemia del coronavirus y las restricciones de movilidad en gran parte del país llevaron en estos meses a una fuerte caída en las ventas de los centros comerciales y, como contraparte, un mayor impulso del e-commerce.
 
Estas nuevas formas de consumir indumentaria conllevan como desafío la optimización de la experiencia del usuario, donde el proceso de compra pueda paliar algunos aspectos como la imposibilidad de probar las prendas o las distintas políticas de devolución.
 
Desde la CIAI se encuentran trabajando en lo que es la estructura de talles para implementar un nuevo sistema. “La idea es tener algo más profesional y completo que incluya la tipología de los cuerpos. Que las compras sean más sólidas. En ese sentido ahora Argentina sumó también el ‘botón de arrepentimiento’”, detalla Drescher.
 
Por último, consultado sobre cómo cree que el sector de la moda superará esta doble crisis económica y pandémica, el presidente de la CIAI opinó que hay dos ejes fundamentales. “Por un lado, sin asistencia del Estado no es posible. Ninguna empresa puede subsistir por sí sola. Y por otro, las marcas tienen que estar atentas y dar un salto cualitativo. Quienes no se modernicen e incorporen cambios de la industria 4.0 no van a poder sobrevivir lo que viene”, finalizó.
 

Copyright © 2020 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.