×
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
8 dic. 2020
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Brandon Maxwell presenta una refinada colección para la primavera/verano 2021

Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
8 dic. 2020

La temporada de la moda ha sido interminable en 2020 debido a la pandemia, ya que los diseñadores se enfrentan a la imposibilidad de organizar desfiles y se ven forzados a crear vídeos para presentar sus colecciones y diseños. Un efecto inesperado de esto ha sido el derroche de creatividad, filosofía personal y talento por parte de los diseñadores. Pocos lo han logrado de forma más sucinta que Brandon Maxwell, quien presentó su colección primavera-verano 2021 en la noche del domingo.

 


El vídeo de nueve minutos de Maxwell comenzó con un productor llamando la atención del elenco en un entorno de bastidores, antes de que un elenco de 16 chicas subiera a la "pasarela" con iluminación de fondo. Atrás quedó la ropa de casa de la pandemia, que no es algo que interese a Brandon. En cambio, fuimos testigos de una tremenda exhibición de glamour estadounidense de alto octanaje, presentado un gran elenco que incluía a Lindsey Wixson, haciendo su debut en un show de Brandon Maxwell.

Desde un vestido de cóctel plisado semitransparente color limón o un maravilloso minivestido de muaré negro, hasta un magnífico abrigo de primavera de faille rosa que lució la hermosa Brionka Halbert; y un revelador vestido de jersey con grandes cortes que llevó la impactante japonesa Chiharu Okunugi. La ropa de Maxwell puede parecer engañosamente simple, pero sus cortes precisos y su comprensión de la figura humana hicieron que cada look pareciera muy especial, incluso en materiales simples, como el vestido de jersey gris impecablemente drapeado que usó Jasmine Daniels.
 
Los orígenes de Maxwell como estilista se evidencian en su ojo infalible para lo último en belleza contemporánea. Cada una de las integrantes de su elenco exhibe una gran seguridad, mirando directamente a la cámara o girando con confianza sobre sí mismas al ritmo de una banda sonora de apertura temperamental con la balada de Moby, This Wild Darkness.
 
Todas llevaban delineador de ojos y enormes pestañas violetas y azul cobalto, cortesía del maestro de maquillaje James Kaliardos; y accesorios como brazaletes de cadena de oro de varios hilos, collares gruesos y pendientes de bucle grandes. Algunos de los diseños iban acompañados de riñoneras transparentes, y el espectáculo culminó con Free Woman de Lady Gaga, quien ayudó a cimentar la reputación de Maxwell cuando lo nombró su director de moda personal.
 
Junto con el vídeo del show, Maxwell incluyó un clip de “Making the SS21 Runway Experience”, comenzando desde el viaje en automóvil a lo largo del río Hudson hasta las sesiones de prueba en el muelle 59 y la producción fotográfica de Marla Weinhoff y la ambientación de la pasarela de John Torres. El vídeo mostró todo el proceso hasta que el diseñador llama a las chicas al orden con su propio mini megáfono.
 
Brandon calificó esta colección como un ejercicio de “limpieza y aclaración” después de un año desafiante, donde se sintió transportado a sus primeros días en el diseño. “Es una representación de nuestro camino de la oscuridad a la luz. Estamos agradecidos de unirnos a ustedes ahora con un propósito y una realidad renovados ... que este sea un año brillante y hermoso", expresó.
 
Maxwell nació en Longview, una pequeña ciudad de unos 80 000 habitantes del este de Texas, conocida por producir múltiples estrellas del fútbol americano, pero también dos grandes actores, Matthew McConaughey y Forest Whitaker. Hace 5 años, presentó su colección femenina bajo un sello epónimo en el club nocturno Mr Chow en Nueva York.
 
Los tejanos son conocidos por su generosidad y Maxwell no es una excepción. Cuando el diseñador barbudo salió a hacer la venia, vestido con una sudadera con capucha gris y una gorra de béisbol; mostró un iPad de Apple con imágenes de todo su equipo de diseño y su personal detrás del escenario.
 
Hace cuatro décadas, cuando Dallas fue la primera telenovela con alcance mundial, describir a alguien como un diseñador de moda tejano habría sonado como un oxímoron para cualquiera que viviera en Milán o París. Ya no es así. Eso fue antes de que Tom Ford se convirtiera en una superestrella en Gucci, un estatus que ha mantenido hábilmente desde entonces, y antes de la irrupción de Brandon Maxwell en el panorama de la moda en Nueva York.
 
“Espero que puedan volver al trabajo y a soñar nuevamente. Y espero que el futuro de Brandon Maxwell esté lleno de sueños”, concluyó Maxwell mientras conducía por Manhattan.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.