Beyoncé toma el control de Ivy Park a raíz del escándalo de Philip Green

La superestrella Beyoncé Knowles ha tomado el control total de la línea active/athleisure de Ivy Park que había lanzado hace dos años en un acuerdo con el jefe de Topshop, Philip Green, al comprar la parte del dirigente tras el escándalo por denuncias de supuesto acoso sexual en su contra al interior de su imperio del retail Arcadia.


Ivy Park

Un portavoz de Ivy Park confirmó este jueves que se había producido el acuerdo, pero no reveló ninguna información financiera.

Según se dio a conocer, las discusiones sobre la compra se llevaban produciendo desde “hace casi un año”, es decir, antes de las acusaciones a Sir Philip. Se confirmó que la compañía de administración propiedad de Beyoncé, Parkwood, ahora era propietaria del 100% de la marca Ivy Park. Anteriormente había sido una empresa conjunta con Topshop.

Entonces, ¿qué pasa con Ivy Park ahora? Claramente, con la conexión de Beyonce ahora más profunda, la marca tiene potencialmente un futuro sólido. Parkwood dijo que Topshop cumpliría con los pedidos existentes y que seguiría estando disponible en la cadena, así como en el gigante deportivo JD Sports y en Selfridges.

La planificación para Ivy Park comenzó en 2014 y tuvo un gran impacto desde su primer día de operaciones en 2016, ya que Beyoncé y Topshop aprovecharon la enorme popularidad de la celebridad y el implacable aumento del athleisure y de los estilos de vida más centrados en el gimnasio de los consumidores más jóvenes.

Pero en los meses posteriores a su debut, la conexión de Sir Philip demostró ser menos valiosa, al menos en lo que se refiere a la imagen pública. Sus mediáticos problemas comenzaron cuando recibió fuertes críticas de los parlamentarios, los medios de comunicación y el público por su parte percibida en el colapso de BHS. También vio una caída de las ventas en Arcadia, con la marca Topshop luchando particularmente por crecer y recuperándose de los problemas en Australia y su reciente salida de China.

La publicidad negativa de Sir Philip llegó a un punto crítico el mes pasado cuando presentó una orden judicial para evitar que un periódico imprimiera una historia sobre su presunta conducta, pero fue nombrado en el Parlamento como el misterioso líder de negocios detrás del interdicto. Dijo que había sufrido “la peor semana de mi vida” tras ser nombrado y negó “categórica y totalmente” cualquier acusación de “conducta racista o sexual ilegal”.

Traducido por Rocío Alonso Lopez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER