×

Benetton abre la Semana de la Moda de Milán con los colores del arcoíris

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
today 20 feb. 2019
Tiempo de lectura
access_time 4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La fusión de colores, un espíritu pop y ligero acompañados por el denim y el punto marcharon por la pasarela. El desfile de Benetton, que abrió la Semana de la Moda de Milán el martes por la noche, intentó hacer olvidar por un instante, durante un desfile impecable con la banda sonora electro-pop del DJ Michel Gaubert, la desaparición de Karl Lagerfeld anunciada solo unas horas antes. Aunque el propio director artístico de la famosa marca italiana, Jean-Charles de Castelbajac, no dudó en tomar el micrófono al comienzo del desfile para dedicárselo al gran diseñador alemán "que nos inspiró a todos". 


Benetton renueva su clásico estilo colorido y lo moderniza - AFP


Con este desfile, el primero de la marca en una semana de la moda, Benetton quiso marcar un nuevo comienzo al amparo de su fundador, Luciano Benetton, que regresó al frente de la empresa en enero de 2018, y Jean-Charles de Castelbajac, director artístico desde el pasado mes de octubre. En primera fila estaba el fotógrafo Oliviero Toscani, que también acudió al rescate llamado por Luciano.
 
Desde los primeros estilismos, el diseñador reorientó la propuesta actualizando el ADN de la marca. La ligereza y la frescura son las características principales de prendas fáciles pero de calidad, divertidas y modernas, sin perder deseabilidad. Los ojos se ocultan tras gafas redondas que se sujetan con una cadena de plástico tamaño XXL. Las modelos llevan el pelo teñido en tonos naranja, amarillo, verde o azul y usan botas suaves de nyon y plumíferos con grandes franjas multicolores y medias Arlequín en las mismas tonalidades primarias, ataviadas con minifaldas monocromáticas o vestidos de punto jacquard con motivos estilizados.

Otras lucían sobre los vaqueros una capa impermeable verde o un gran bolso de algodón amarillo, a modo de delantal, con tirantes diagonales sobre un suéter de varias capas, cada una de un color diferente, que ni siquiera parecen estar cosidas entre sí.

Los chicos llevan gorras con grandes solapas grandes. Lucen pantalones de cuadros y mantas a modo de capa, chalecos con múltiples bolsillos, abrigos con cuello de pelo o trajes de camuflaje "arcoíris" pigmentados con toques naranja flúor mientras el cortavientos se cuelga a la espalda. Un impermeable color arena se acentúa con grandes bolsillos y solapas de colores brillantes: rojo, amarillo o azul.
 
El estilista juega con el famoso logo verde de la marca y las reconocibles letras de Benetton que marcan la ropa con orgullo. La ironía nunca se deja de lado, como en este jersey donde se ve a un Mickey alegre. El mismo Mickey se cuelga a la espalda de una cazadora y sus patas gigantes aparecen por la parte delantera, como si se tratase de un abrazo.

A sus 69 años, Jean-Charles de Castelbajac no ha perdido ni una pizca de su entusiasmo y energía volcánica.

"Para mí es un nuevo inicio. Me da un poco de vértigo. Estoy viviendo algo extraordinario con Benetton. Es una empresa donde todo es posible, ya sea a nivel de tecnología o de técnicas de punto. Todo es bonito y tiene una verdadera cultura democrática de la estética. No podría encontrar un entorno más favorable para plasmar mi imaginario. Nunca he tenido tantas ideas", confiesa a FashionNetwork.com en el backstage.
 

Jean-Charles de Castelbajac y Luciano Benetton - Benetton


Además del punto, que se moderniza y se trabaja con diferentes técnicas, el denim también está muy presente en esta colección otoño-invierno 2019-20, incluida una colección cápsula que ya está a la venta en las principales tiendas de Benetton. Tal y como explica el diseñador, "los vaqueros en Benetton, son como el tweed en Chanel". 
 
«Sabemos hacer las cosas, pero tenemos que hacerlo saber", dice el diseñador, que quiso mostrar los talleres de la fábrica de Benetton instalando en el centro de la pasarela a los trabajadores en sus máquinas entre bobinas de hilo arcoíris. "El objetivo es que esta identidad recuperada y modernizada inunde todas las líneas y el universo de Benetton en un año" continúa.
 
En esta fase de recuperación tras años en declive, la empresa de Ponzano Veneto, situada cerca de Treviso, en Veneto, pretende reposicionarse con prendas un poco más exclusivas, producidas en Italia y en Europa, donde se está llevando a cabo una relocalización de la producción, sin dejar de ofrecer productos de moda rápida.

"Actualmente, modernidad es accesibilidad. Tiene que existir la parte alta de la pirámide, por ejemplo, con abrigos de 300 euros, pero es esencial ofrecer precios atractivos", explica Jean-Charles de Castelbajac. Y advierte, con una amplia sonrisa que "el próximo verano sacaremos camisetas a 8 euros ".

Mientras esperamos, estos son los últimos estilismos del desfile que se quedan grabados en nuestras retinas con bonitas chaquetas despeinadas de hilo de lana, compuestas por increíbles ovejitas de pelo rizado multicolor.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.