×
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
16 oct. 2017
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Asos: "Lo sostenible no puede funcionar como satélite de una estructura económica"

Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
16 oct. 2017

Este 12 de octubre, en París, Louise McCabe, directora de la política de responsabilidad social empresarial de Asos, ha presentado la tercera colección de de la marca fabricada en Kenia. La línea del distribuidor virtual británico se ha llevado a cabo junto al taller africano de confección de ropa, Soko. Tras la presentación, McCabe habló con FashionNetwork sobre las dificultades y obstáculos a los que se enfrentan las marcas en la búsqueda de la sostenibilidad.


Louise McCabe - Matthieu Guinebault/FashionNetwork


FashionNetwork: ¿Cuál es hoy la estrategia de desarrollo sostenible adoptada por Asos?

Louise McCabe: Tenemos objetivos sólidos para nuestro negocio, con una meta de 100% algodón sostenible para 2020. Eso significará que tendremos una oferta de denim y otros productos mucho más responsables, ya sea con algodón BCI (Better Cotton Initiative, n. de la r.) realizado en África o de comercio ecológico o justo. Por ahora, lo que hemos hecho es elegir trabajar con una organización especializada en el aprovisionamiento sostenible de prendas de vestir, para calcular dónde están nuestros principales impactos ambientales. Algodón, viscosa, poliéster... Pero, en paralelo, para esta colaboración con la asociación textil de Kenia, Soko, nuestra primera preocupación han sido las condiciones laborales de los trabajadores textiles y el hecho de que esto puede ayudarlos a salir de la pobreza. Esto forma parte de nuestra estrategia a largo plazo. Por el momento se trata de una colección pequeña y 100% sostenible, pero este es solo el primer paso. Forma parte de un programa más amplio, que incluye, por ejemplo, un compromisos sobre el buen trato a los animales y la voluntad de mapear toda nuestra cadena de suministro.

FNW: ¿Las marcas tienen el deber de actuar en estos asuntos?

LM: Desempeñamos nuestro papel, especialmente con nuestras 8.988 marcas asociadas. Algunas están muy bien establecidas, como Adidas. Podemos aprender de ellas y también podemos combinar nuestras influencias para cambiar la industria. En marcas más pequeñas, podemos guiarlas hacia estas mejores prácticas indicando claramente lo que esperamos de ellas. Creo que es la responsabilidad de las marcas, y especialmente de las más grandes, ayudar a las estructuras más pequeñas a evolucionar. Esto solo funcionará a través de la colaboración.

FNW: ¿Qué dificultades has encontrado al trabajar en la sostenibilidad de Asos?

LM: Mapear su cadena de suministro es muy difícil, por ejemplo, porque es algo enrevesada y compleja. A menudo es difícil cambiar las cosas por problemas logísticos, según el tamaño de las empresas. Asos crece del 30 al 40% cada año, en una industria que pasa por grandes cambios. Rastrear estos cambios puede ser desafiante. El mapeo del suministro requiere invertir una cantidad considerable de recursos en muchos países, y esto requiere construir una relación de confianza con nuestros proveedores. Cuando éramos más pequeños y hacíamos pedidos más reducidos, teníamos menos influencia. Ahora que somos clientes más grandes, podemos impulsar a los fabricantes a evolucionar. Todavía no hemos impulsado esta lógica hasta los agricultores, pero publicamos regularmente informes sobre nuestras acciones y no en un sentido de "nos preocupamos más por el desarrollo sostenible que vosotros", sino porque la industria en su conjunto debe ser sostenible y transparente.

FNW: ¿Cómo ha evolucionado el lugar de la sostenibilidad en los discursos?

LM: Hace diez años explicábamos estos problemas a los equipos de comercio minorista para que nuestra base jerárquica pudiera entender de qué se trataba. Hoy, es nuestro propio director ejecutivo quien se apasiona por estos problemas. En cada reunión importante de nuestra empresa, nos recuerda: "Moda e integridad: ¡este es el tipo de empresa que queremos ser! ". Y desde que ha empezado a decirlo, todos lo dicen también y se alinean con esa voluntad. Por lo tanto, para mí se ha convertido en "Alicia en el País de las Maravillas", mientras que hace diez años tenía que proponer tímidamente estos temas. Involucrar a todo el mundo, desde la parte superior de la pirámide, es vital. Lo sostenible no puede funcionar como satélite de una estructura económica; debe integrarse en el proceso.

FNW: ¿La mentalidad de las marcas cambia tan rápido como la de los clientes?

LM: No puedes fingir y decir "oh, sí, somos sostenibles" y presentar solo cinco piezas que cumplan con los imperativos del desarrollo sostenible. Debe admitirse que todos sabemos que el suministro de moda es complicado, que suceden cosas dudosas, que algunas marcas compran una gran cantidad de textiles y luego desechan una gran parte... Debemos cambiar toda esta cultura de consumo para ingresar a este nuevo mundo circular y aprender a no desperdiciar más. Pero el desarrollo sostenible no es una competencia. Y a medida que los consumidores se vuelven más y más atentos, las marcas trabajan cada vez más juntas en estos temas.

FNW: ¿Han evolucionado también los proveedores en su enfoque?

LM: África no es, por el momento, un gran mercado en términos de ventas, especialmente debido a los problemas logísticos en el continente. Producimos principalmente en China, Europa del Este, Gran Bretaña, India y Mauricio. Creemos que los fabricantes realmente están comenzando a comprender y a ser más abiertos a los problemas del desarrollo sostenible. Uno de los grandes desafíos a los que nos hemos enfrentado en algunos países es la honestidad. No esperamos a que lleguen a decirnos: "Todo es perfecto en mi fábrica, como pueden ver". Preferimos la honestidad de decir: "Es difícil para nosotros; ¿pueden ayudarnos?". Es este tipo de relación la que hemos tratado de construir. Y no les damos la espalda ante la primera decepción; no cancelaremos nuestros pedidos en el último momento, sino que trataremos de hacer que las cosas cambien. Debemos dejar de simplemente protegernos y buscar mejorar la práctica existente. Es gracias a que somos transparentes sobre nuestras dificultades que tenemos el apoyo de las ONG.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.