×
Publicado el
8 jul. 2021
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Alexis Mabille florece con una explosión de color

Publicado el
8 jul. 2021

Un jardín de invierno. Así se resume la propuesta del costurero francés para el próximo otoño-invierno 2021/2022. Una colección de Alta Costura titulada "Femme-Fleur" con la que el modisto convirtió a sus modelos en auténticas flores voluminosas de colores intensos, con diseños en los que la seda de casimir hizo las veces de rosas gigantes o las exuberantes faldas de tul crearon auténticos pétalos en movimiento.



Alexis Mabille



"La idea era transformar a la mujer en flor o que la flor forme parte del cuerpo de la mujer, integrándola en los diseños", explicó sonriente el creador a FashionNetwork.com, durante su exclusiva presentación en un luminoso espacio de la parisina Galerie Vivienne, en el 2ème arrondissement de la capital. "En esta ocasión, he trabajado mucho los volúmenes, creando una especie de eclosión de la mujer, con vestidos a modo de pétalos y movimientos que recuerdan a la corola de las flores".

Entre los diseños encargados de abrir el particular jardín del diseñador destacó un primer minivestido de casimir blanco, a modo de bouquet de tulipanes; así como una camisa del mismo color que rompió su minimalismo gracias a sus imponentes mangas de lentejuelas transparentes cargadas de flores bordadas, completadas con una falda lápiz en sobrio crepé negro.



Alexis Mabille



Por su parte, las rosas también remataron un mono de lentejuelas y un smoking de lurex con detalles de satén, proponiendo capuchas dramáticas en forma de capullos a punto de florecer. Mención especial merecen un vestido bustier digno de alfombra roja, en satén tonos amarillos que recordaba a los pétalos de un narciso; además de la presencia de sugerentes bordados a modo de enredaderas de jardín.

"He trabajado el concepto de florecimiento y la re renovación que todos necesitamos tanto en este momento", continuó el diseñador sobre la voluntad de que sus artísticas creaciones reflejaran, siempre de forma elegante y sutil, el contexto actual. Una postura optimista firmemente representada en la paleta de colores de la colección, con diseños que viajaron de diversos tonos verdes al amarillo, turquesa, rosa, intenso rojo escarlata o incluso un único violeta azulado. Todos ellos colores vibrantes con reminiscencias a intensos ramos de flores construidos con tonos únicos. "Para se una colección invernal es muy fuerte en colores, como si fuera un jardín de invierno, que es la estación en la que se dan las flores más bellas", aseguró el creador.


 


Las construcciones arquitecturales de la firma francesa protagonizaron igualmente una serie de tres voluptuosas capas de tul que se declinaron en colores de efecto degradado. Siguiendo la idea de proponer prendas fácilmente combinables e intercambiables dentro de la misma colección, las imponentes capas terminadas en lazada se convierten fácilmente en faldas que recubren ajustados monos de lentejuelas, que recuerdan a uno de los diseños de cristales, aún inédito, que Alexis Mabille creó para la cantante y clienta fiel Katy Perry.

Sobre los tiempos grises que preceden a las flores de la colección, Alexis Mabille lo tiene claro. "De algún modo, las verdaderas clientas han seguido comprando porque son personas que compran por el placer de coleccionar estas piezas, como si fueran cuadros, por el gusto el proceso de la costura. Esta clientela que colecciona no se ha detenido", aseguró el modisto sobre la evolución de sus negocios a falta del ritmo habitual de eventos y alfombras rojas durante el último año. Y reconoció positivo que "las clientas que compran de vez en cuando para eventos o bodas han ralentizado ligeramente su consumo. Pero no ha sido catastrófico, gracias a que no todos los países se han visto afectados al mismo ritmo por la pandemia y las restricciones". Qué mejor respuesta entonces que una explosión floral.
 

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.