Alexander McQueen vuelve a la londinense Savile Row

LONDRES - Más de dos años después de su muerte, la firma del británico Alexander McQueen abre su primera tienda de moda masculina en Savile Row, la calle de los sastres de Londres donde el desaparecido diseñador comenzó su carrera como aprendiz.



Pieces from the Huntsman at Alexander McQueen Savile Row capsule collection.

"Esta tienda es como una vuelta a casa para Alexander McQueen puesto que el propio Lee (verdadero nombre del diseñador) fue un aprendiz en Savile Row y la confección siempre ha sido la columna vertebral de la firma", manifestó Sarah Burton, de 38 años, quien se hizo cargo de la marca tras el suicidio de su fundador en 2010.

Los motivos presentes en todas las creaciones de McQueen y de Burton han servido de inspiración para el diseño del primer espacio exclusivamente masculino de la marca: la naturaleza, Francis Bacon, los esqueletos y los desfiles militares.

La tienda, inaugurada esta semana, se ha teñido de rojo, negro, blanco y dorado bajo la supervisión de Burton y del diseñador David Collins.

En ella se podrán adquirir las colecciones masculinas de la firma y, en un futuro, se ofrecerá un servicio de trajes hechos a medida en el taller ubicado en el sótano, como en muchas de las tiendas de la famosa Savile Row.

"Tiene el mismo concepto que las tiendas de moda femenina, pero con su propio carácter y con un espíritu inconformista, como Alexander McQueen", señaló Collins en un comunicado.

McQueen fundó su firma en 1992 y en 2004 lanzó la línea masculina que consigue ahora su espacio propio en el número 9 de Savile Row, donde se hicieron trajes desde el novelista Charles Dickens hasta miembros de la realeza o actores de Hollywood como Clark Gable o Gary Cooper.

Actualmente la marca Alexander McQueen, propiedad del grupo francés PPR, es una de las referencias de la moda británica, junto con Vivienne Westwood o Burberry, y se ha convertido en una apuesta segura de famosas como Sarah Jessica Parker, Lady Gaga, Anna Paquin o las hermanas Middleton.

Sarah Burton se encargó del traje de novia de Kate Middleton y del de su hermana Pippa en la boda real.

Alexander McQueen, nacido en 1969 y que ya de pequeño hacía trajes para sus hermanas, aprendió el oficio en Savile Row con los sastres más tradicionales de la capital británica, "Anderson and Sephard" y "Gieves and Hawkes", reputados maestros en el diseño y corte de prensas clásicas.

Tras pasar por la prestigiosa escuela de Saint Martins, experimentó un ascenso meteórico a la cumbre de la industria de la moda con su fama de "enfant terrible" por la transgresión y la innovación de sus creaciones, que no dejaban a nadie indiferente.

Tal fue el caso de los marcianos zapatos de la colección "La Atlantis de Platón" (2010) que algunas modelos se resistieron a ponerse, al contrario que Lady Gaga, amiga íntima del diseñador, que los luce en el videoclip de "Bad Romance".

Polémico también cuando cerró el desfile de la colección "Las viudas de Culloden" (2006) con un holograma de Kate Moss en un momento crítico para la modelo después de que se publicaran imágenes en las que aparecía consumiendo cocaína.

Calificado como un "genio moderno" y después de las muertes de su mentora, la experta en moda Isabella Blow (conocida por sus excéntricos sombreros), y de su madre, Alexander McQueen, poco antes de presentar una nueva colección en París, se quitó la vida en su piso londinense en febrero de 2010.

© EFE 2019. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Lujo - Prêt-à-porterGente
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER