×
Publicado el
5 mar. 2020
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Alessandra Petersen narra la tradición textil peruana a través de sus prendas sostenibles

Publicado el
5 mar. 2020

Entre suéteres de alpaca, vestidos de seda y piezas de algodón Pima, las prendas de Alessandra Petersen cuentan historias milenarias de la tradición textil de Perú. La marca homónima de la diseñadora peruana, considerada una de las más relevantes en el mercado de la moda sostenible latinoamericana, se presentará este fin de semana en Caravana Americana en la Ciudad de México, al tiempo que une fuerzas con los artesanos mexicanos.


Look de Alessandra Petersen. - Alessandra Petersen


Hace aproximadamente 12 años, Alessandra Petersen fundó su marca de moda sostenible tras haber vivido 11 años en Dinamarca, Londres y Berlín y ver una oportunidad de negocio para los textiles peruanos.

"Viví fuera y tenía muchas ganas de producir. Como son países muy fríos y con necesidad de tejidos, vi potencial y a Perú con una tradición textil de 5000 años y me interesaba mucho esas técnicas antiguas con tejidos pero desde una manera más contemporánea, más expresiva (...) Me di cuenta que se estaban perdiendo estas técnicas tradicionales porque el costo de hacerlas era muy elevado. Así que, con todo y el fast fashion de usar y botar, pensé y dije: 'vamos a hacer esto nosotros, vamos a cambiar y revertir esto'", aseguró Petersen a FashionNetwork.com.

Tras años viviendo en Dinamarca, aprendiendo la consciencia ambiental y de consumo de ese país y transformando las camisetas que se desechaban en un taller de serigrafía textil donde laboraba en Berlín, Petersen regresó a Perú y sentó las bases de su firma homónima, donde lo antiguo se transforma para darle vida a la nuevo, como por ejemplo la alpaca, de la mano de artesanos locales.

"Hace 12 años cuando empecé, no había cultura textil, no se usaba alpaca. Me costó mucho decirle a mi cliente: 'mira, la alpaca es el equivalente al cachemir, solamente que es 100 % sostenible, no matas a ningún animal, promueves una práctica milenaria, los alpaqueros tienen más trabajo, y no tienes que transportar los materiales'", declaró Petersen, quien se encarga de todos los diseños de la marca.

La diseñadora exploró con artesanos peruanos al interior de país los tejidos y las tradiciones textiles que contarían las historias de las prendas de Alessandra Petersen.

"Después de años de trabajarlo y venderlo, el tejido es una manera de expresarse, es como el arte contemporáneo; es una manera de contar una historia, tu vida, el pasado que siempre está presente", detalló.

Con esta filosofía de crear narrativas a través de las prendas, la firma ha trabajado con hasta 18 comunidades distintas para crear colecciones completas no solamente de alpaca sino también de vestidos de seda (incluyendo aquellos para novias), algodón orgánico, pantalones de algodón pima, entre otras prendas con materiales locales.

En un inicio, Alessandra Petersen arrancó con una colección pequeña de 12 piezas de tejido y 12 de piezas de tejido plano, para luego realizar dos colecciones al año. Tras los cambios de clima y de mercado, actualmente la firma peruana lanza de 5 a 6 colecciones al año, con más de 60 piezas cada una. En palabras de la emprendedora peruana, lo que ha sostenido a la marca a lo largo de los años ha sido "no solamente seguir tendencias o lo que está de moda, sino tener una especie de vocabulario, una voz propia", además de que la técnica que se emplea en las colecciones depende del artesano que la hará, pues éste imprime su visión y creación.

Además de su ardua labor por mantener una marca 90 % sostenible, de acuerdo con Petersen, la firma peruana ha importado hilo de seda y color azul para teñir sus prendas de una comunidad de Oaxaca, y entre sus planes está llegar a producir parte de la colección en México.

"Como países tenemos mucho que aprender del otro, de compartir. Cada vez que viajo a México, trato de conocer un tejido. Hay una idea profunda de compartir esa sabiduría   (...) En prendas, lo que más exportamos son suéteres por el sencillo motivo de que tiene una cadena sostenible mucho más fuerte y se pueden repetir", dijo la diseñadora a este medio.


De feria en feria



Y es que en línea con su presencia importante en el mercado mexicano, Alessandra Petersen se presentará del 6 al 8 de marzo en la Ciudad de México en la feria de moda sostenible de lujo Caravana Americana con una colección especial.

"Para Caravana Americana, de la cual somos parte desde la segunda edición, hemos hecho una colección de estampados celebrando los 100 años de la Bauhaus. Mi apellido es del norte de Alemania, mi abuela migró en 1920 de Alemania a Perú y justo empezamos a crear con este tema de migración, que está tan al día. La marca ha tratado de salirse del estigma de la moda y crear una historia a través de todas las colecciones. Eso hace que cada una tenga unidad y así se pueda crear una conversación entre la prenda y el cliente", expresó.

"Aún somos pocos los diseñadores que tenemos la misma forma de pensar y esperamos que crezca un poco más la idea de preservar las técnicas, de cuidar lo nuestro, de promoverlo. Por eso Caravana es una súper base para hacer eso, para ser parte de este cambio. Es interesante también ver como va creciendo el mercado mexicano: de la primera edición hasta ahora hay nuevas boutiques, más diseñadores, un movimiento más interesante en moda. Esperemos que vengan compradores nacionales e internacionales y siempre con esa idea de promover el diseño latinoamericano como fuerza", puntualizó Petersen, detallando que si bien la marca es un 90 % sostenible, uno de sus mayores compromisos es siempre trabajar con materiales naturales.

Actualmente, Alessandra Petersen, que ha salido en publicaciones como The New York Times o Harper's Bazaar, cuenta con 40 puntos de venta en el mundo incluyendo México, Canadá y Estados Unidos, además de su tienda online que actualmente se encuentra en renovación, y otras plataformas digitales como la multimarca mexicana República.

Además de haber entrado a un nuevo showroom en Nueva York, para la primera mitad de 2020 la marca seguirá renovando su boutique propia en Perú, al tiempo que planea su participación en Perú Moda y afina los detalles de una invitación de pasarela en París y Montecarlo para mayo.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.