Wang sigue mostrando su genio y Minkoff se salta las normas en N.York

Dos treintañeros que pisan fuerte en la moda estadounidense, Alexander Wang y Rebecca Minkoff, centraron la atención en la semana de la moda de Nueva York por el genio y talento del primero y la visión comercial de la segunda, que se saltó algunas de las reglas de esta pasarela.

Alexander Wang - Fall-Winter2016 - Womenswear - New York - © PixelFormula

Alexander Wang conquistó con la reinvención de una prenda tan femenina como a menudo ignorada, las medias.

El alumno avanzado de la academia Parsons de diseño, que con 19 años lo dejó todo para estudiar en la Gran Manzana que hoy se rinde a sus pies, reivindicó hoy las medias, en las que infiltró inscripciones que simulan tatuajes.

Todo ello al servicio de un look "punk" de aires londinenses, donde las faldas de cuero negro son un imprescindible para el próximo otoño.

Mucho blanco y negro y gasas y tachuelas. Estas últimas aparecen en faldas, vestidos y chaquetas y hasta en los botines.

También algunos abrigos largos y en rayas de distintos tonos azules y algunos detalles en blanco.

En resumen un estilo muy distinto al que nos tenía acostumbrados cuando aún no diseñaba en su nombre y era el creativo de la casa Balenciaga.

Por su parte, Rebecca Minkoff, la joven de 34 años y preferida por la generación "millenial" se atrevió a saltarse algunas de las líneas maestras de la semana de la moda de Nueva York en febrero.

Para empezar, esta mujer hecha a sí misma que hace pocos años contaba con un pequeño estudio en Nueva York, apostó por mostrar sus diseños para esta primavera/verano en lugar de otoño/invierno.

"Ve-compra-viste" ("SeeBuyWear") es el lema de Minkoff, que prefiere mostrar en la pasarela lo que ya está en pocas horas en tiendas en lugar de esperar varios meses.

Así, mientras el resto de firmas muestran abrigos y botas altas, los minivestidos veraniegos fueron sus prendas estrella en el desfile de hoy en la Gran Manzana.

Con una marcada inspiración romántica y unos patrones funcionales que convierten a sus creaciones en potenciales compras fáciles de llevar, Minkoff mostró una línea donde los vestidos de gasa por encima de la rodilla y los lazos al cuello estilo "baby doll" fueron los más aplaudidos.

El "front row", lo que los "fashionistas" llaman primera fila de un desfile, fue uno de los más concurridos por caras conocidas en lo que va de semana de la moda.

No se perdieron el evento ni Kate Bosworth, que lucía uno de los vestidos mini que se vieron en la pasarela, ni tampoco "it" girls como Olivia Palermo Coco Rocha.

Uno de los más madrugadores de la jornada fue Lacoste, que ha ideado para el próximo otoño una colección limpia, sin estampados, deportiva y de looks casi monocolores.

Chubasqueros, abrigos tres cuartos, botas hasta la rodilla y vestidos holgados con distinto corte delante y detrás.

La firma francesa sigue apostando por la línea deportiva, aunque limpia, elegante, sin logos ni estridencias.

Azules claros, marinos y klein, rosa fucsia y mostazas, además de grises y rojos son la paleta básica de la colección.

Su guiño a la modernidad y el mundo digital fue el estampado de su mítico cocodrilo pixelado, en algunas de sus prendas aunque sin duda igual de reconocible.

Los desfiles más esperados del domingo serán los de Custo Barcelona, Victoria Beckham y Diane von Furstenberg.

Tanto Custo como von Furstenberg están entre los más críticos con la pasarela neoyorquina y se han apuntado a la nueva moda de poner a la venta las colecciones tras enseñarla en pasarela, en la línea de Minkoff y otros.

Entre los españoles, Josep Font para Delpozo tendrá su turno el martes, cuando también se verán los trabajos de la firma Óscar de la Renta, en la que ya es la segunda semana de la moda neoyorquina en febrero sin su creador. 

© EFE 2018. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Moda - Prêt-à-porterDesfiles