Los desafíos del comercio electrónico crecen en América Latina

La transformación digital sigue supondiendo un desafío para los operadores de moda. Y las claves de la supervivencia en el sector están en la capacidad para dar respuesta a la inmediatez de la demanda y en saber poner al cliente en el centro de todos los procesos, según expone Juan Manzanedo, director general de Logisfashion.


Logisfashion es experta en procesos logísticos para la industria textil - Archivo

En una conferencia celebrada en el Latam Retail Congresshop de Santiago de Chile, Manzanedo reflexionó sobre los principales desafíos de la logística especializada en moda ante la irrupción del comercio electrónico y cómo la tecnología está cambiando los hábitos de consumo.

El directivo puso de ejemplo el desembarco de operadores como Amazon o Decathlon en el mercado chileno en los últimos años, y cómo el auge de las compras online ha ido en paralelo a una caídas en las ventas de las firmas tradicionales.

Sin embargo, según expuso Manzanedo, el 80% de las ventas aún se realizan en las tiendas físicas. Como uno de los principales socios de alguno de los grandes operadores del retail a nivel global, Logisfashion ha ayudado a desarrollar un modelo que busca facilitar la adaptación de las marcas al nuevo entorno competitivo, marcado por la integración de la tecnología en las tiendas y en las fábricas y la definición de estrategias omnicanal.

Manzanedo apunta en su análisis que América Latina es una de las regiones del mundo que presenta mayor potencial en el comercio electrónico, con un crecimiento en ventas del sector superior al 20% anual. Grupos como Falabella han llevado a cabo inversiones en este campo de hasta mil millones de dólares.

Así, el director general de Logisfashion resume las claves del éxito en cinco puntos. El paso de un modelo 'product centric' a uno 'customer centric', la integración de presencia física y online en la definición de estrategias omnicanal, la adopción de estrategias 'pull' que tengan en cuenta las preferencias expresadas por el cliente, la mejora de gestión de las entregas y innovación en la experiencia de compra tanto digital como física. Y para todo ello, la capacidad de respuesta óptima a nivel logístico es fundamental.

Para terminar, Manzanedo hizo un repaso sobre el impacto de las operaciones logísticas en la decisión de compra online. Según los datos que expuso, los factores que más inciden en la pérdida de ventas digitales son los errores en el pedido, los plazos de entrega demasiado elevados, las facilidades para hacer seguimiento de los envíos y el precio de estos.

América Latina se ha convertido en los últimos años en uno de los ejes principales del plan estratégico de Logisfashion, que establece el objetivo de facturación para el año 2020 en los 50 millones de euros. A lo largo de 2017, Logisfashion inició la construcción de un almacén de 14 500 metros cuadrados en Santiago de Chile dedicado a operaciones de logísitica para comercio electrónico y retail. También abrió nuevas instalaciones en Medellín (Colombia). La compañía logística textil cerró el año 2016 con una cifra de negocio superior a los 25 millones de euros.

Fundada en 1996, Logisfashion es un operador logístico especializado en la industria de la moda. Actualmente la compañía cuenta con un equipo de más de 700 profesionales en 16 centros logísticos ubicados en España, Chile, México, Colombia, Panamá, Estados Unidos, Vietnam y China, y suman más de 220 000 metros cuadrados de superficie.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

ModaBusiness