Las firmas de moda ignoran el abuso endémico de refugiados sirios en Turquía

Según Reuteurs, las grandes firmas de moda están fracasando en proteger a refugiados sirios del abuso endémico en fábricas de moda turcas que suministran para retailers europeos, indicó un grupo de control el pasado martes.


Business & Human Rights Resource Centre

El trabajo infantil, sueldos precarios y condiciones peligrosas son algunos de los riesgos a los que se enfrentan los refugiados sirios sin papeles, trabajando en la industria en Turquía, según indica el Centro de Recursos de Negocios y Derechos Humanos.
 
La organización con sede en Londres inspeccionó 38 grandes firmas con fábricas turcas en su cadena de suministros, esta es una de las medidas que está tomando para proteger a refugiados vulnerables de explotación.
 
“Grandes firmas como Next y New Look, demuestran un moral imperativo y comercialmente viable, de tratar a refugiados con respeto”, comenta en una declaración Phil Bloomer, director ejecutivo del Centro de Recursos de Negocios y Derechos Humanos.
 
“La gran mayoría de las firmas no están haciendo lo suficiente. Deberían aprender rápidamente de estas firmas líderes para dejar a un lado el abuso de refugiados en sus cadenas de suministro, e insistirles a sus suministradores para que proporcionen un trabajo decente para cada uno de sus trabajadores”.
 
Casi tres millones de refugiados, más de la mitad por debajo de los 18 años, han viajado a Turquía para escapar de Siria. Muchos de ellos trabajan de manera ilegal en la industria turca, que suministra 15.500 millones de euros en ropa y calzado cada año, en mayor parte a Europa y especialmente a Alemania.
 
Una investigación de BBC Panorama emitida el pasado lunes ha dado con dos grandes firmas para las que niños refugiados sirios han estado trabajando haciendo ropa en fábricas: Marks & Spencer (M&S) y la tienda online Asos.
 
Un portavoz de M&S aclaró a Reuteurs antes de que el reportaje se emitiera de que “no habíamos encontrado ninguna prueba de que trabajadores sirios estuvieran trabajando en fábricas que nos suministraran, estamos muy disgustados con estas averiguaciones, muy serias y totalmente inaceptables para M&S”.
 
Nick Beighton, CEO de Asos ha dicho en una declaración que “los problemas de los que Panorama se hace eco no están aprobados en nuestras fábricas con las que trabajamos y para las que auditamos. Esto sucede con fábricas que no hemos aprobado y sobre las que no tenemos conocimiento. Continuará siendo un problema hasta que no sepamos dónde se fabrica cada pieza de ropa, por difícil que sea, es nuestro último objetivo a conseguir”.

Traducido por Hermes Manyes

© Thomson Reuters 2018 All rights reserved.

Moda - Prêt-à-porterIndustria
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER