Isabel Marant presenta en París su segunda colección masculina

La firma más representativa del estilo parisiense, Isabel Marant, aprovechó, este jueves, su desfile de mujer para volver a subir a la pasarela sus diseños para hombre, tras haber lanzado en octubre su primera colección masculina.


Ver desfile
Isabel Marant - Fall-Winter2018 - Womenswear - Paris - © PixelFormula

Tras una breve aparición en la última Semana de la Moda, Marant aumenta la presencia de hombres para dar peso a su línea masculina, con las mismas señas de identidad que han dado fama a la marca.

Prendas sport, con un punto rockero y, para el próximo otoño-invierno, la diseñadora preparó una gran variedad de jerséis de lana punto, camisas estilo cowboy y estilismos urbanos con sello claramente parisino.

Aun así y pese a que promete ir haciéndose hueco, la ropa de mujer siguió acaparando las miradas en este desfile, que abrió la top model estadounidense Gigi Hadid.

En la pasarela, los básicos de la firma: minivestidos ajustadísimos con voluminosas mangas, pantalones con botas mosqueteras hasta el muslo y estampados étnicos, en una de las colecciones más sobrias de la diseñadora en los últimos años.

En esta tercera jornada de moda en París también se vieron las creaciones de Rick Owens, que vive uno de sus mejores momentos cuando la Trienale de Milán (norte de Italia) acoge hasta el 25 de marzo la primera retrospectiva dedicada a su obra.

En una de las amplias salas del Palais de Tokyo de París, Owens mostró lo que parecía una continuación de los diseños masculinos vistos en enero. Una segunda parte de ese "Sisyphus" (Sísifo), donde los códigos del estadounidense son transformados en clave de tragedia griega.

Una silueta deportiva con faldas y pantalones cortos sobre los que chaquetas y abrigos "puf" se superponen como si fueran togas, dando lugar a monos y "looks" típicamente de Owens, con tejidos gruesos e invernales.

Las modelos se convirtieron en el dios Hermes, el mensajero del Olimpo, llevando alas en la cabeza y deportivas como zapatos, para que el correo no tarde demasiado en llegar a su destino.

Por último, fue el turno de la firma francesa Carven, en pleno repunte de la marca desde la llegada a su dirección creativa de Serge Ruffieux, anteriormente al frente del equipo de Dior.

Carven trajo una colección de parkas y abrigos militares cargados de costuras, como a medio terminar, que combinó con faldas plisadas de cuadro por debajo de la rodilla, que se vislumbra como el corte estrella de la próxima temporada.

La marca apostó por la superposición de capas, tanto en abrigos como en accesorios, con minibolsos combinados entre sí y unas originales zapatillas babuchas cargadas de pelo y abalorios.
 

© EFE 2018. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Moda - Prêt-à-porterLujo - Prêt-à-porterDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER