Gucci y YSL iluminan los resultados 2016 de Kering pero Bottega sigue su caída

El grupo de lujo francés, Kering, ha dado a conocer que sus resultados de ventas y beneficio del 2016 batieron las metas gracias a la exitosa recuperación de su marca más grande, Gucci, y fuertes ventas en Yves Saint Laurent.


Colección de Otoño Invierno 2016 de Gucci - © PixelFormula

La compañía también se ha comprometido a impulsar este año aún más su rendimiento operativo y su generación de efectivo a pesar de la incertidumbre del entorno mundial de negocios.

El desempeño del grupo es otra prueba más de la recuperación del sector de bienes de lujo, después de que LVMH reportara ingresos y ganancias récord en 2016, y Hermes diera un pronóstico optimista para este año.

Los ingresos operativos recurrentes (EBIT) de Kering aumentaron un 14,5% a 1.886 millones de euros, mientras que la facturación del grupo creció un 8,1% en base comparable a 12.385 millones de euros.

Un análisis de Reuters operado con Inquiry Financial había previsto que el beneficio alcanzara 1.830 millones de euros y las ventas ascendieran a 12.280 millones de euros.

Gucci, bajo el liderazgo del diseñador Alessandro Michele y el director ejecutivo Marco Bizzarri desde 2015, ha renovado sus tiendas y adoptado un estilo ‘geek chic’ que ha sido bien recibido por los clientes, lo que se ha traducido en mayores ventas.

Las ventas comparables del cuatro trimestre crecieron un 21,4% en Gucci (la marca genera el 60% del beneficio de Kering), mientras que las expectativas de los analistas pronosticaban un 13%. El resultado demuestra una aceleración en el crecimiento, pues Gucci incrementó un 17% en el tercer trimestre. El aumento se produjo a pesar de la decisión de eliminar los descuentos en las tiendas, dijo el director financiero Jean-Marc Duplaix en una conferencia de prensa.

Yves Saint Laurent, que representa más del 10% de las ventas de lujo de Kering, continúa su progreso gracias a la dirección del nuevo director creativo Anthony Vaccarello. Sus ventas crecieron un 20,5% en el cuatro trimestre, mientras que el EBIT subió un 20% en todo el año.

Bottega Veneta fue el punto débil del reporte, con una caída de un 8,6% en las ventas del último trimestre. La marca ha sufrido por la desaceleración del gasto turístico chino en Japón y Europa, sin embargo a pesar de esto, el grupo dijo que existieron algunas señales de que este gasto aumentó en los últimos tres meses del año.

Traducido por Barbara Santamaria

© Thomson Reuters 2018 All rights reserved.

Lujo - OtroDistribución
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER