Fashion Week de Milán: hombres prudentes y andróginos

El hombre del verano 2016 será, sobre todo, prudente y disciplinado. O al menos eso proponen las colecciones de prêt-à-porter que fueron presentadas por las firmas Gucci, Etro, Canali y Fendi, el pasado lunes en la Semana de la Moda de Milán.

Gucci - Spring-Summer2016 - Menswear - Milán - © PixelFormula

Nadie como la casa florentina Gucci, de la mano de su director creativo Jacques Derrida, para citar « La sociedad del espectáculo » de Guy Debord y al filósofo Jacques Derrida sobre « el verdadero sentido del anacronismo » en su comunicado de prensa.

Se busca de esta forma el desvío deDebord como una fuebnte de inspiración para la colección estival del año próximo, que fue presentada en un inmenso hangar que forma parte de los históricos edificios de la Dogana milanesa. Y no es sólo un giro en el sentido literario, sino también estético.

Gucci - Spring-Summer2016 - Menswear - Milán - © PixelFormula

De hecho, la casa ha dado la vuelta a los códigos clásicos de vestimente masculina, hasta el punto de tomar prestados los estilos más femeninos, sus tejidos y sus accesorios fetiche. Modelos jóvenes, pálidos y de carácter andrógino que se visten de flores y de colores pastel, fieles a la seda.

Las camisas de encaje y transparencias, también lucen bordados negros. En algunas ocasiones, en forma de mariposa que se coloca sobre las camisas más finas. Hombres que llegan a lucir faldas-pantalón, mangas hasta el antebrazo o divertidos gorros de pompones a la cabeza.

En Etro también continúa el espíritu andrógino, con una inspiración que busca « la unión del hombre y de la mujer”, según su diseñador Kean Etro. Una colección redonda, con pocas extravagancias.
Tonos rosas, chocolates, azules eléctricos y amarillos con tendencia al dorado o al crema. Cachemira y juegos de transparencias en las camisas. Pocas bermudas frente a los pantalones pitillo. Tan sólo algunas camisas de seda dejan a la vista algo de piel, abriendo sus abotonaduras hasta el ombligo.

Para la casa Canali, firma familiar desde hace más de 80 años, el diseñador será, de ahora en adelante, Andrea Pompilio. No se trata de darle la vuelta a la tradición, sino de revisitarla con « la magia de un caleidoscopio ». Mirando a través de él, « veo al hombre de Canali suspendido en una atmósfera atemporal, en un verano en el mediterráneo que no acabará jamás », confiesa Andrea Pompilio.

Los diseños presentados son a la vez chic y cómodos, de materiales puros, tales como lino, organza, algodón egipcio y mezclase de lino, seda y lana. Asimismo, los modelos llevan pequeñas maletas vintage a modo de bolsos. El detalle original corrió a cargo de las camisas, que se visten al estilo de mochilas, con dos asas a la espalda.

Por parte de la casa romana Fendi, la diseñadora Silvia Venturini Fendi ha decidido jugar a lo seguro. Y lo ha hecho con pantalones y sudaderas de corte ancho y estilo cómodo, con clara presencia de colores mates y oscuros. A la cabeza, gorras degolf y bolsos oversize.

Cuero para los zapatos y pitón para los abrigos. “El look general es claro t sencillo”, aclara la diseñadora. Se trata de crear un “uniforme urbano para un ciudadano sentimental”.

La Fashion Week milanesa cierra este martes con los desfiles de Dsquared, Giorgio Armani y Ermanno Scervino.
 

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.

Lujo - OtroDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER