Farfetch: una ambiciosa salida a bolsa de 4 800 millones de dólares

Farfetch completará a final de semana su esperada oferta pública inicial (IPO) en la bolsa de Nueva York con una valoración de 4 800 millones de dólares si los inversores se lanzan a comprar sus acciones.


Farfetch

Artémis, el holding familiar que controla el grupo de lujo Kering, dueño de Gucci, Balenciaga y Saint Laurent, planea invertir 50 millones de dólares en la oferta, según documentos de Farfetch presentados ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos a principios de mes.  

Farfetch espera atraer inversores estadounidenses y de Reino Unido, pero son muchos los gestores de fondos y analistas que tratan de entender cómo una empresa que pierde tanto dinero sin rentabilidad a la vista puede ser tan cara. Las pérdidas de Farfetch el año pasado después de impuestos cayeron un 37 % hasta los 112,3 millones de dólares.

Farfetch ha basado su estrategia en forjar relaciones estratégicas con marcas como Saint Laurent, Burberry y Thom Browne, así como con grandes minoristas como JD.com en China y el grupo Chalhoub en Oriente Medio. Además ha firmado relaciones exclusivas con la mayoría de sus 900 tiendas asociadas. El 30 de junio, Farfetch vendía más de 3200 marcas diferentes en su plataforma.

Con el objetivo es atraer fondos institucionales de tecnología, venta minorista y bienes de consumo, Farfetch finaliza su campaña en Kansas City este miércoles tras una gira que comenzó en Londres el 6 de septiembre y viajó por Estados Unidos haciendo parada en Nueva York, Boston, Chicago y Los Ángeles. El rango de precios de la empresa va de los 15 a los 17 dólares por acción, lo que supone una valoración de entre 4200 y 4800 millones de dólares. Los precios se anunciarán el jueves y las acciones saldrán a la venta el viernes con el código "FTCH".

Los inversores explicaron que una de sus preocupaciones es que no les quedaba claro durante cuánto tiempo podría Farfetch mantener la ventaja competitiva en un mercado que cambia tan rápidamente.

A medida que las marcas de moda y de lujo inviertan en sus propios negocio de comercio electrónico, podrían presionar a Farfetch para que acepte menores comisiones lo que afectaría a sus ingresos futuros. "Creo que es muy probable que la comisión media de Farfetch disminuya con el tiempo pero, por otro lado, atraerá a tantas marcas y muestra tanto interés en la innovación, la tecnología y las novedades que tiene un gran potencial de crecimiento", dijo Caroline Reyl, directora de marcas premium en Pictet Asset Management, que gestiona varios fondos centrados en primeras marcas con activos por un total de 1800 millones de euros.  Reyl también dijo que estaba impresionada por la calidad de la gestión de Farfetch y las habilidades de liderazgo y visión del fundador y CEO de Farfetch, José Neves.

A 30 de junio, la tasa de recaudación de terceros de Farfetch se mantenía en un 31,7 por ciento frente al 33,7 por ciento del año anterior, mientras que el valor medio de pedidos era de 622,1 dólares frente a los 591,7 del año anterior.  

Farfetch dice que el mercado electrónico de moda y lujo crece varias veces más rápido que el mercado general de artículos de lujo valorado en 307 000 millones de dólares en 2017. Se espera que este año crezca entre un 6 y un 8 por ciento hasta alcanzar los 446 000 millones de dólares en 2025.

José Neves tendrá un poder considerable gracias a una estructura de votación de doble categoría que le otorgará el 78 por ciento de los derechos de voto, lo que significa que la empresa no podrá tomar ninguna decisión estratégica ni ser adquirida sin su consentimiento. "El hecho de que el CEO tenga tanto poder puede suponer un problema para los inversores. Todos los accionistas deberían tener los mismos derechos", explica Andrea Gerst, que gestiona el fondo de lujo GAM en Zurich con activos por valor de 350 millones de euros. Gerst también dijo que el hecho de que Farfetch genere pérdidas podría ser normal para el stock tecnológico, pero dificulta la valoración. "Detrás de Farfetch hay una gran historia y es un gran éxito hasta el momento, pero es difícil hacer una valoración correcta porque está perdiendo dinero. Con empresas tecnológicas como Farfetch, es difícil hacer un pronóstico para los próximos 10 años ya que se producen muchos cambios". Varias fuentes del mercado explicaron que Farfetch dijo a los inversores que esperaba conseguir un margen de en torno al 30 por ciento del EBITDA (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización), pero no precisó una fecha para ello. 

"Es posible que sigamos viendo pérdidas después de impuestos en el futuro, y no podemos asegurar que logremos rentabilidad o que podamos seguir incurriendo en pérdidas significativas en el futuro", explicaba Farfetch en la presentación.  Amazon y otros comerciantes en línea como Net-A-Porter provocaron pérdidas deliberadamente durante años para invertir en la adquisición de nuevos clientes.

"Lo que prometemos a nuestros inversores es una dedicación sin límites a nuestros consumidores, una innovación continua y enfocarnos en lograr un crecimiento sostenible y continuo", dijo José Neves en una carta personal incluida en el documento de la SEC.

El documento presentado a la SEC muestra que Farfetch incurrió en una pérdida después de impuestos de 112,3 millones de dólares con unos ingresos de 242,3 millones de dólares en 2016. También muestra que a 30 de junio, Farfetch contaba con un efectivo de 337 millones de dólares.

"Cuando empiezas a hacerte grande, la pregunta que todo el mundo se hace es durante cuánto tiempo podrás conservar tu ventaja competitiva", dice Mario Ortelli, socio gerente de la empresa de asesoría de lujo Ortelli & Co. "De alguna manera tienes que proporcionar un mayor valor para los clientes: mejor servicio, precios más bajos, selección cuidada, productos exclusivos, programas de fidelidad convincentes, etc.“

Otra de las preocupaciones es durante cuánto tiempo podrá defender Farfetch las ventas a precio completo, ya que la mayoría de sus competidores, como Net-a-porter, comenzaron con precios completos pero tras ver que el mercado era cada vez más pequeño comenzaron a ofrecer más y más descuentos.

Farfetch ha recaudado más de 700 millones de dólares desde su creación hace una década. Si la empresa se valora en los 16 dólares por acción, en el punto medio de su rango de precio indicativo, los ingresos netos ascenderían a los 446,5 millones de dólares.

Los documentos también muestran que Farfetch se registró en el famoso paraíso fiscal de las Islas Caimán en mayo. Además, el accionista y socio chino de Farfetch, el minorista de comercio electrónico JD.com, que invirtió 397 millones de dólares en Farfetch el año pasado, recibió el derecho de comprar acciones a través de una colocación para preservar su inversión tras el debilitamiento por la salida a bolsa. Tras la salida a bolsa, su participación debería ser de aproximadamente el 17 por ciento, convirtiéndose en el mayor accionista.

"Creo que en realidad es algo tranquilizador", argumentaba un analista con sede en Nueva York que habló bajo el anonimato. “Significa que establece un mínimo en las acciones de forma que si quisiera, JD.com pudiera comprarlas".

La mayoría de los miembros del equipo ejecutivo de Farfetch, incluido José Neves, tienen opciones para comprar acciones que vencen en diez años. Natalie Massenet, directora no ejecutiva, continuará como copresidenta y embajadora de la empresa en eventos y ofrecerá servicios de consultoría. Sus opciones vencen en 2026. Massenet fue sucedida este año como presidenta del British Fashion Council por Stephanie Phair, directora de estrategia de Farfetch.

Farfetch se niega a comentar ningún  tema relacionado con el documento presentado ante la SEC ni da detalles sobre su salida a bolsa.

Traducido por Ana Ibáñez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - Prêt-à-porterLujo - OtroBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER