Ermenegildo Zegna, alta costura deportiva con la mirada de Oscar Niemeyer

​Un apropiado desfile de moda de Ermenegildo Zegna, que arrancó este viernes la semana de moda masculina de Milán con una colección de costura innovadora y en un escenario increíble.

Ermenegildo Zegna Hombre Primavera 2019 - Photo: PixelFormula
 
Tras la temporada de desfiles Crucero en Europa en mayo y junio plagada de lluvias, las estrellas se alinearon para el director creativo de Zegna, Alessandro Sartori, y le brindaron un espectacular atardecer en Tiepolo. Los modelos caminaron a lo largo de una pasarela metálica de 100 metros de longitud –rematada por la insignia de la casa de un triple nudo- que se sostenía sobre un lago ubicado frente a las oficinas centrales de Mondadori, obra de Oscar Niemeyer.

Una combinación astuta de telas deportivas, detalles de alta costura, acabados artísticos e impresión vanguardista marcó una gran apertura de esta semana de moda masculina de Milán.

Cuesta imaginar un telón de fondo mejor para esta colección para la primavera de 2019, que amplió la definición de sastrería masculina a un nuevo paradigma. El diseñador Alessandro Sartori se ha visto influenciado en muchas ocasiones por la arquitectura, y el ondulante techo del edificio tuvo su eco en una serie de pantalones de seda cargo y otros de pijama repletos de ondas y combinados con osadas chaquetas de doble botonadura.
 
“Construir un nuevo armario para el hombre que ama la sastrería pero que no quiere otra chaqueta clásica. En lugar de eso, ¿por qué no una serie de tejidos clásicos que tomen siluetas nuevas, una bomber como chaqueta de traje o una cazadora con pantalones a juego?”, explicó Sartori en un cóctel posterior al desfile antes de posar para fotografías con el actor Dev Patel. 

Una fusión de prendas deportivas y alta costura, con pantalones a rayas de cortes novedosos y jerséis a cuadros o chaquetas de cuero completamente resistentes al agua. Todo eso, en una paleta de colores veraniegos frescos marcada por los grises, los verdes oliva y los tonos brillantes. Por encima de todo destacó su madrás degradado, un material en el que, cada cuatro metros de tela, se cambiaba el estampado con una tecnología especial, por lo que no hubo dos chaquetas iguales.

“Básicamente, uso nuestro taller de alta costura como un laboratorio. Cada día miro a mi equipo de diseño y le digo: probemos esto. Muchos pantalones no tienen costuras exteriores, pero están cosidos por el interior”, explicó el diseñador, que también aplicó el sentido del humor a piezas como las bolsas de Zegna para camisas, las cuales mostró en el desfile en cuero, no en papel. 

El climax llegó con lo que Sartori llama “estampados souvenir”, hechos a partir de mezclas de objetos en el suelo de su estudio, como estatuas musculosas, zapatos, portadas de libros y palos de golf.

“Yo visualizo mi propia vida a través de los estampados”, dijo sonriendo y mirando al majestuoso edificio. 


Ermenegildo Zegna Hombre Primavera 2019 - Photo: PixelFormula

En efecto, Sartori apostó por el edificio más famoso de Milán –y también el menos visitado- construido en el siglo XX. Diseñado por el brasileño Oscar Niemeyer, se trata de una construcción para la editorial Mondadori que se abrió en 1975. 

“Este año es el 50 aniversario del prêt-à-porter de Zegna, que arrancó en 1968. Uno de los primeros diseñadores que contrató Zegna fue Emilio Pucci, con sus característicos estampados curvilíneos. Era la época en la que floreció Milán, con gente como Ettore Sottsass, y es exactamente la época en la que Niemeyer visitó Milán por primera vez. Los Mondadori le encargaron la construcción del edificio en 1968, aunque no se completó hasta 1975. Por tanto, durante esos siete años, viajó a Milán constantemente y se dejó influir por la ciudad. Y esa es la energía que yo quería reflejar”, explicó.

Este es el edifico más icónico de Niemeyer en Europa, y probablemente él es el arquitecto más influyente del siglo XX. Se construyó en el tiempo en el que fue forzado a abandonar Brasil a causa de la dictadura militar que gobernó en el país durante dos décadas, hasta 1985. Un auténtico ciudadano del mundo, como buena parte del casting de modelos, en el que figuraron más africanos y asiáticos que caucásicos, y la banda sonora, una mezcla de Alan Parsons y un remix de Paradise Garage hecho por Massive Attack. Se inició así una nueva y bienvenida etapa de emoción a la casa Zegna, una marca que ha padecido un cierto enfriamiento.

En 1966, Niemeyer se mudó a París, donde construyó las oficinas centrales del Partido Comunista en la Place du Colonel Fabien, pero su trabajo en Milán, con las curvas abstractas, es el que mejor representa su fama como escultor de monumentos. De hecho, el edificio Mondadori remite inevitablemente al diseño de Niemeyer para el Palacio Presidencial de Brasilia, la nueva capital de Brasil construida en los años 50.

Un legendario adicto al trabajo, como Sartori, Niemeyer murió a la edad de 104 años en 2012. Resulta fácil imaginar lo mucho que le habría gustado este desfile. 

Traducido por Eva Gracia Morales

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterLujo - Prêt-à-porterLujo - OtroDesfiles