El nuevo New Look couture de Christian Dior

Homenaje logrado al fundador de la casa. Una atrevida relectura del New Look de Christian Dior imaginada por la actual directora creativa Maria Grazia Chiuri, en un exclusivo momento Alta Costura que nunca antes se había visto.

Photo: Instagram - DR

Con motivo de la apertura de la exhibición de Dior en la noche de este lunes, organizada para celebrar el 70 aniversario de la casa, Maria Grazia Chiuri ha hecho referencia a Monsieur Dior en todas y cada una de las piezas de su colección de otoño 2017.

Para la inauguración de la exposición en la ciudad estuvieron Robert Pattinson, Jennifer Lawrence, Kirsten Dunst y Laetitia Casta, aunque no Marion Cotillard, cuyo contrato de publicidad con Dior ha terminado oficialmente. "Aunque, por supuesto, ella sigue siendo una gran amiga de la casa", puntualizó el CEO, Sidney Toledano.

El tributo quedó claro desde el principio, la primera docena de looks, todos en variaciones del muy querido gris paloma de Dior. Desde vestidos abrigo artísticamente plisados a la cintura, pantalones y capas sueltas de Príncipe de Gales, un jumpsuit de lana ideal para una gran dama en un invierno ruso, hasta abrigos frock color antracita y de espiguilla inmaculadamente cortados. Looks de estilo para la mujer inteligente en el movimiento del siglo XXI.

Permaneciendo en la zona gris, Chiuri lanzó vestidos de noche en gazar de seda, en una audaz referencia al diseño Autriche de Dior de otoño de 1951. De hecho, casi la mitad de los pasajes hicieron referencia a las pasarelas del New Look de Dior del febrero de 1949 hasta su desfile final una década después.

"Desde el principio siempre he dicho que quería rendir homenaje a todos los couturiers que trabajaron en esta gran casa. Pero hoy estaba pensando en uno solo: nuestro fundador, Monsieur Dior", insistió Chiuri.

Dicho esto, esta ha sido, probablamente, una colección muy moderada. Más cerca del prêt-à-porter de lujo que de la alta costura. Chiuri ha controlado claramente el taller de Dior e impartido su propia dialéctica para el día, pero todavía le falta un poco de magia para la noche, un elemento clave en costura.

El desfile se presentó en un hermoso jardín, construido tras el mausoleo de Napoleón en la parte posterior de Les Invalides. Olivo, abetos y árboles cipreses junto con una inmensa caña de bambú que formaban diferentes jardines, savannah, playa y provenza, en una brillante exhibición del director de arte Pietro Ruffo, en el que se han podido encontrar inmensas estatuas de esqueleto de madera de bestias salvajes como elefantes, rinocerontes y jirafas.

El presidente de la junta de LVMH y el propietario de Dior Bernard Arnault, sentados en un pequeño círculo fuera de los límites de todos los editores, incluyendo a una obviamente consternada Anna Wintour de Vogue Estados Unidos. Nos recuerda a otros hombres poderosos que tampoco disfrutan de la proximidad de los periodistas. Una lástima que en este hermoso Jardín del Edén se pudieran sentir dos clases de invitados.

Traducido por Francelia Rodriguez Ceballos

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

ModaLujoDesfilesDiseño