Bangladesh: Ropa Limpia pide a las marcas que paguen a las víctimas antes del aniversario de la tragedia

BERLÍN - La organización Campaña Ropa Limpia (CCC por sus siglas en inglés) ha pedido a las 27 marcas para las que fabricaban los talleres que se encontraban en el complejo bangladeshí Rana Plaza, cuyo derrumbe acabó con la vida de más de 1.100 personas el año pasado, que paguen las indemnizaciones de las víctimas antes de que se cumpla el aniversario del desastre el próximo mes de abril.

El derrumbe impulsó a muchas de las grandes firmas de la industria textil a trabajar de forma conjunta para mejorar las medidas de seguridad de los empleados. No obstante, muchas de las compañías han evitado contribuir al fondo de casi 30 millones de euros que se está intentando recaudar para las familias de los fallecidos y los más de 2.000 heridos.

Derrumbe del Rana Plaza el 24 de abril de 2013

"Los esfuerzos para compensar (a las víctimas) hasta ahora han sido casuales, desiguales, imprevisibles y no transparentes, y han dejado a muchos grupos de víctimas sin nada", ha asegurado la secretaria internacional de CCC, Ineke Zeldenrust.

El minorista de ropa de bajo coste Primark, propiedad de Associated British Foods (ABF), y el de alimentación Loblaw, de Canadá, ya han pagado pequeñas ayudas a corto plazo a los trabajadores del Rana Plaza. Sin embargo, han expresado su frustración ante la lentitud en el establecimiento del fondo de compensación.

El CCC, con sede en Ámsterdam, ha informado de que las únicas firmas que se han comprometido a hacer aportaciones al fondo para las indemnizaciones hasta ahora han sido Loblaw, la compañía danesa Mascot y las españolas El Corte Inglés, Mango e Inditex.

En torno a 3,6 de los 155 millones de bangladeshíes trabajan en la industria textil, por lo que Bangladesh se ha convertido en el segundo exportador de ropa del mundo, por detrás de China. Del total de la materia producida en el país, el 60 por ciento tiene como destino Europa y el 23 por ciento, Estados Unidos.

Algunas de las marcas que reciben productos fabricados en el Rana Plaza se han negado a contribuir a este fondo, alegando que la producción se había subcontratado al complejo empresarial sin su permiso o que se había finalizado antes del derrumbe. Otras compañías han manifestado su intención de elaborar sus propios planes para pagar las indemnizaciones.

El sindicato global IndustriALL, que ha ayudado a la coordinación del fondo de compensación, ha pedido a los consumidores que bombardeen a sus marcas favoritas con mensajes para obtener más dinero que poder entregar a las víctimas. "Es el momento de nombrar, avergonzar y hacer campaña. El 24 de abril habrá pasado un año desde el horror del Rana Paza", ha asegurado la secretaria general de IndustriALL, Monika Kemperle. "Basta de excusas".

Copyright © 2018 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.

Moda - Prêt-à-porterIndustria
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER