Azzaro hace desfilar al hombre en la Alta Costura

En Azzaro, todo tiene que brillar. Maxime Simoëns llegó a la dirección artística de la casa la primavera pasada y, tras asentar las primeras bases en la Alta Costura el pasado mes de julio, esta temporada da rienda suelta a sus creaciones. Con plumas, cuentas, lentejuelas, cristales, flecos metalizados y otros elementos brillantes adornando un vestuario sombrío, presenta una colección resplandeciente que abraza la noche. El desfile tuvo lugar el miércoles en el Museo del Hombre, y aprovechó la ocasión para presentar la nueva línea Azzaro Ateliers: una colección de prêt-à-porter premium y ultralujosa para hombre y mujer.


El hombre Azzaro en versión prêt-à-porter de lujo - PixelFormula

El diseñador enredó voluntariamente la pasarela para dar su visión de una moda en plena evolución, mezclando prendas de alta costura y prêt-à-porter, y también masculinas y femeninas. Las mujeres asaltaban alegremente el armario masculino y los hombres hacían lo propio con el femenino. "Este prêt-à-porter representa una costura nueva, adaptada a nuestra época y apostando por prendas de día. Pero conservando al mismo tiempo el concepto de savoir-faire", explicaba el diseñador.

"Hemos aumentado el tamaño de nuestro taller. Todo el prêt-à-porter se realiza en Francia, excepto el denim, y principalmente con tejidos franceses. Los trajes de hombre se venden a un precio de entre 1500 y 2000 euros. Los vestidos de mujer van de los 1000 a los 3000 o 4000 euros, y pueden llegar hasta los 10 000 en el caso de piezas muy trabajadas", añadía.

El brillo, el alma de la casa, está presente en toda la colección para hacer resaltar a la mujer Azzaro, una mujer sensual y carnal, que adora la vida nocturna, pero también su réplica masculina. "Un hombre audaz, brillante, al que le gusta salir y tiene una actitud rock" tal y como describe el diseñador, para el que ha diseñado "un estilismo alargado y skinny".

La camisa blanca clásica está bordada con una fina cadena plateada. Unos jeans rasgados dejan entrever lurex dorado, una cazadora de cuero agrietada y lamé dorado. Las bufandas de seda negra tienen flecos formados por cadenitas brillantes. Una cazadora negra se recubre completamente de barras de cristal. La tela de traje sastre también está presente, es cierto... pero en forma de albornoz-kimono.


Azzaro, primavera-verano 2018 - PixelFormula

La mujer no se queda atrás con sus leggings de lentejuelas reversibles mates y brillantes, los vestidos drapeados con punto de lamé con reflejos azules, o el terciopelo  pigmentado con hilos de lurex. Sin olvidarnos de los clásicos de Azzaro, como el caftán, en una propuesta de muselina de seda negra con cristales, o el famoso jersey tejido con cadenas.

Un vestido transparente completamente bordado con cuentas y flecos con diseño de cebra. Un vestido bustier de terciopelo negro que simula flores de cerezo con cuentas y piezas de metal. La mujer Azzaro exprime todo su espíritu festivo, sobre todo a través de este look tipo picardías con abrigo de plumas de avestruz fucsia. Y naturalmente, al igual que a su hombre, le encantan las camisas de lentejuelas con lazo al cuello.

"Quería crear una colección que fuese al mismo tiempo romántica y rock, inspirada en los años setenta, con mucha diversidad, como se ve también en los modelos del desfile. Azzaro siempre se ha caracterizado por su apertura al mundo", resume Maxime Simoëns.


El vestido de flecos de cuentas de Azzaro - PixelFormula

Esta línea de prêt-à-porter Azzaro completa la oferta de la casa parisina, creada en 1967 por el diseñador franco-italiano Loris Azzaro y adquirida en 2006  por el family office con sede en Andorra Reig Capital Group. La casa cuenta con una oferta comercial que mezcla alta costura y prêt-à-porter, con ropa para hombre y mujer, por un lado con Azzaro Couture, comercializada en el salón de la casa y a través de trunk shows, y por otro con Azzaro Paris, la línea de difusión masculina, gestionada siempre bajo licencia, y cuyo diseño acaba de recuperar la casa de moda.

"Las ventas de Azzaro Paris han experimentado un buen crecimiento. En abril abriremos nuestra primera boutique de hombre dedicada a esta línea comercial en el barrio de le Marais, en París", nos revela el director ejecutivo Gabriel de Linage. "Las ventas de alta costura se han duplicado. Estamos en una buena dinámica y tenemos mucha confianza en el prêt-à-porter", concluye.
 

Traducido por Ana Ibáñez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroLujo - Prêt-à-porterLujo - OtroPerfumeríaDesfiles